El arte contemporáneo y sus enigmas

La 33 edición de ARCO (Feria Internacional de Arte Contemporáneo) ha tenido lugar en Madrid los pasados 19 a 23 de febrero y parece finalizar con tintes de esperanza y visión de futuro en el mercado del arte, un sector que se recupera paulatinamente. Y con la novedosa rebaja del IVA que tanto ha dado que hablar, para bien o para mal.

Ha prevalecido la pintura, frente a escultura, fotografía, vídeo… Y destaca por ser una edición poco polémica. De hecho el director de la feria, Carlos Urroz, defiende la calidad frente al espectáculo.

xartista_arco_597x308-pagespeed-ic-0vcleqc4wb

Tanto es así que el artista ruso Fiodor Gureguin ha sido expulsado de la feria. ¿Por qué? Pues bien, la raíz del problema la encontramos en una de sus obras titulada “Arte contemporáneo”,  en la que encontramos una mierda dentro de un tarro de cristal. Fiodor explica su obra de la siguiente forma: “A ver, es complicado de entender, ¿vale? Básicamente quería transmitir que el arte contemporáneo me parece una mierda. En realidad me parece una puta mierda, pero poner una puta, además de una mierda, dentro del tarro, era un poco complicado y probablemente también ilegal”.

El problema con la obra, al parecer, no han sido en sí ni el mensaje ni el material empleado sino que, según los organizadores de ARCO, se entiende demasiado bien, tiene un significado muy claro.

“Una obra de arte contemporáneo no puede explicarse en una sola frase”, aclara la coleccionista Brianda de Salazar. “La explicación de su sentido debe ocuparte más de dos páginas con laberínticas frases subordinadas y conceptos ininteligibles inventados por el propio artista”.

Los organizadores de ARCO se han defendido explicando que intentaron hacer razonar al artista, le propusieron alternativas para modificar su obra, añadiendo cabezas de perro disecadas, condones rotos, esvásticas de color rosa y fotos del autor de pequeño para confundir un poco el sentido de su obra. Sin embargo Fiodor se opuso: “No permitiré que conviertan mi obra en una mierda”, ha declarado orgulloso.

De hecho el artista ruso viene cargado de ideas y está preparando nuevas exposiciones: una de ellas se llama “Esto podría hacerlo un niño”, en la que pretende exhibir réplicas de las obras expuestas en ARCO, pero hechas por un niño. Otro de sus proyectos se llama “A mi el arte contemporáneo me come la poya”, en la que Fiodor se sienta desnudo en una silla mientras otro artista, disfrazado de Andy Warhol, le practica una felación.

Espera que sus nuevos trabajos le lleven a exponer en ARCO el año próximo sin problemas. “Son obras más complejas que mi anterior proyecto. Tienen un significado profundo que no se puede resumir en una sola frase”, ha declarado Fiodor.

Sin duda este suceso nos lleva a varias reflexiones:

-El arte sin duda se ha convertido en ingenio, no en calidad. Por tanto ¿son sólo los ingeniosos los que entienden el “arte actual”?

– La literatura en el arte: una obra que no es admitida porque se describe en breves palabras. ¿Entonces de qué hablamos de arte o de literatura? Mire, yo soy pintor, no poeta.

– La falsa libertad artística, un espejismo en el que creemos vivir. Millones de personas en el mundo detestan el arte contemporáneo, otras no lo entienden.  Sin embargo es una realidad en nuestros museos, por tanto en nuestra sociedad, en nuestra vida. Un estilo impuesto por el mercado artístico al que artista y sociedad nos vemos sometidos.

¿Se hace arte contemporáneo por placer o por triunfar? Las obras de Fiodor Gureguin tienen una clara temática: el menosprecio al arte contemporáneo. Sin embargo ¿no es partícipe y creador él mismo de este arte? En lugar de recurrir a un estilo clásico, es expulsado de una de las ferias de mayor prestigio internacional y humillado, ya que una de sus obras no cumple una serie de requisitos. Aún así dedica todo su esfuerzo en crear más y mejor elaborado “arte contemporáneo” para lograr ser aceptado en ARCO el año siguiente, es decir, para obtener así contactos, beneficios.

Anuncios

2 Comments

  1. Flipante tu articulo, la verdad qué yo no entiendo nada de arte contemporáneo, no estoy ni a favor ni en contra, hay cosas que cuando las veo me gustan y otras que no. Si mis sentidos se despiertan le doy un valor si no nada. Pero cómo soy curiosa me gusta leer un blog cómo el tuyo que además me parece hecho para los mortales cómo yo. Gracias, y ahora este Fiodor (que para mi era un desconocido) hasta me cae bien. jejejeje

  2. Muchas gracias, me alegra que te guste el artículo y el blog. Es lo que intento, hacer llegar el arte a todas las persona con una visión crítica, curiosa, de interés… ya que para mi el arte está en todas parte y, al menos una pequeña parte de lo que yo considero arte despierta la atención de la mayoría.
    Espero traer muchos otros artículos que despierten tu curiosidad.
    Gracias por el comentario y por la crítica, que siempre ayuda a mejorar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s