No Festival: descubre la música de tu ciudad

Es un viernes cualquiera y sales a pasear al centro. Parece que las opciones son “las mismas de siempre”. Cuando has llegado a La Campana y has recorrido los escaparates de las calles Tetuán y Sierpes varias veces seguidas no se te ocurre qué más hacer y decides volver a casa mientras atraviesas, de nuevo, la Avenida de la Constitución escuchando las canciones que una vez más toca una señora con su acordeón y su perrito como acompañante.

05

Y todo esto sin ser consciente de que en cada calle, tras cada edificio se esconden miles de propuestas culturales, un sinfín de sugerentes planes que descartamos por desconocimiento, por pereza más bien. Y es que hoy en día tenemos la información al alcance de un click, y miles de revistas digitales que nos proponen numerosas ideas, en función de nuestros gustos. Porque no, no a todo el mundo le gusta el teatro, ni la ópera, ni el arte… pero ¿a quién no le gusta la música? Joven, anciano o niño. Unos la escuchamos en la radio, otros en la propia discografía del artista, en Spotify, en Youtube… las opciones hoy son, de igual manera, infinitas. Pero como la música en directo no hay nada… Los nervios del artista, un público que entorpece la vista pero que a la vez arropa en los coros, una brisa que llena de recuerdos, un ruido que evita la escucha… y, en definitiva, recuerdos (que es de lo que bebemos).

03

Al menos yo no guardo como recuerdo especial las mil veces que he reproducido la canción “El camino de las utopías” del grupo Extremoduro, pero eso sí, cuando la escuché en directo es algo que no olvidaré por el resto de mis días. No con esto quiero decir que sea la mejor canción del mundo, ni mucho menos. Es un simple ejemplo, de cómo infravaloramos las miles de experiencias que podemos vivir a diario. Preferimos estar en el sofá de casa “escuchando cantar” a un grupo de personas, en vez de acercarnos a un sitio y vivirlo en directo. Porque… sí, no os engañéis, en Sevilla también hay música en directo, y también todos los días de la semana. Y aquí no valen excusas sobre el precio, porque la mayoría de estos conciertos son gratis, y sí, también emocionan.

El problema es que nos dejamos llevar por las modas: lo que tenemos que hacer, lo que tenemos que escuchar, el precio que debemos pagar… Ahora están de moda los Festivales veraniegos (y a lo largo del año, en general) y si uno tiene que gastarse 200€ por escuchar a 20 artistas (entre los cuales sólo conoce a dos) los paga. Porque en el fondo lo importante es la experiencia, ¿no?

Pues yo os invito a eso: a experimentar, pero de verdad. Porque la cultura no tiene límites, y el amor por la música tampoco. Y en vuestra ciudad hay una infinidad de artistas de los que jamás habéis escuchado y simplemente tenéis que hacer una cosa: buscar un evento que se ajuste a vuestros gustos y disfrutarlo, experimentarlo, dejaros llevar… que la rutina es demasiado aburrida.

 0400

Detrás de toda esta idea descubrimos el proyecto “No Festival” de Chío Abbad, que pretende precisamente dar a conocer los músicos locales. Para ello, asistimos el pasado viernes 25 de septiembre en Cicus a la presentación de su idea, mediante un corto que mostraba cómo nace el concepto y el objetivo actual, así como el resultado del primer Festival organizado el pasado mes de enero y la experiencia de diferentes artistas que participaron. Todo esto mientras Acapulco Beach amenizaba la velada combinando vinilos, entre el mejor ambiente.

Porque la mejor música puede estar sonando a tan sólo dos pasos y tú ahora mismo sin ser consciente de ello…

01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s